Hablando con… Ander Goiriena (parte 1)

Llevas toda una vida dedicada al baloncesto. ¿Cuándo empezaste a jugar? ¿Por qué empezaste a entrenar?

Empecé a jugar a los 9 años en Pío Baroja. Al terminar la categoría mini allí no se podía seguir jugando a baloncesto, así que seguí los pasos de mi hermano y fui a jugar a Berrio Otxoa. Tras varios años de jugar allí, el primer año Junior el primer entrenador que tuve en el club me convenció para ir a ayudarle en los entrenamientos. Me pareció una buena forma de colaborar con el club y de ver el baloncesto desde otra perspectiva y me animé.

Vuelves al equipo nacional donde ya estuviste hace un par de temporadas. ¿Contento por el regreso? ¿Cuál es el objetivo del equipo esta temporada?

Estoy contento, lo cierto es que es un equipo con el que aprendí mucho y con el que compartí experiencias muy interesantes. Aunque ahora no hay gente que estaba en mi anterior época y se ha incorporado gente nueva, creo que con el nuevo equipo podremos formar bloque y competir en condiciones, pudiendo disfrutar y sufrir juntos.

Todavía no tengo muy claro el baile de jugadores en verano, por lo que fijar un objetivo resulta difícil. Partiremos con el objetivo inicial de salvar la categoría y a partir de ahí ir viendo como somos capaces de jugar. Si nos adaptamos rápido, asimilamos bien los conceptos y somos capaces de creer en nosotros mismos será momento de comenzar a mirar hacia arriba.

¿En qué centras los entrenamientos diarios del equipo?

Depende un poco de las categorías. En las categorías inferiores me centro mucho en ejercicios de técnica individual y en la mecánica de tiro, que tienen como objetivo principal la mejora individual de las jugadoras y los jugadores. Se trata un poco de dotar de herramientas que luego, cuando lleguen a categorías federadas y sobre todo en edad senior, puedan desenvolverse en la mayor cantidad de situaciones tácticas posibles que se les planteen. En categorías de formación creo que no hay que olvidar que hay que poner las miras en el futuro y no sacrificar la mejora de las jugadoras y los jugadores para competir mejor.

En categoría senior considero muy importante que el equipo tenga las ideas claras tanto en defensa como en ataque, por lo que suelo ocupar mucho tiempo en repasar las situaciones concretas en las que estamos más verdes. Repasar los movimientos para sacarles jugo, repasar bien las normas defensivas y poco a poco ir detallando las situaciones que con más frecuencia se nos dan en los partidos.

¿Cuáles son los ejercicios que más practican tus jugadores en los entrenamientos? ¿Y los que más valoras o consideras más importantes?

En categorías senior suelo combinar ejercicios de idas y vueltas con ejercicios que aíslan una situación real de partido. Suelo procurar que los ejercicios tengan una aplicación directa al partido. Dado que no tenemos demasiadas horas de entrenamiento doy mucha importancia a que el equipo pase mucho tiempo jugando distintas situaciones de 2×2, 3×3, superioridades y por supuesto 5×5.

En categorías de formación muchos ejercicios de técnica individual, típicos ejercicios de conos que requieren hacer distintos gestos técnicos. Considero muy importante variar mucho y trabajar gestos técnicos que las jugadoras y los jugadores no dominen. Por supuesto la mecánica de tiro me parece fundamental.De todos modos no considero que lo más importante sean los ejercicios, creo que lo más importante son las correcciones del entrenador y la forma en la que los jugadores y las jugadoras entienden lo que queremos.

¿Qué jugadas o acciones son las que menos gustan a un entrenador de baloncesto?

Creo que las acciones antideportivas y los gestos feos son sin duda las que tienen que ser más castigadas. A partir de ahí a los entrenadores no nos gusta que los jugadores rompan las normas de juego. Es cierto que a veces los entrenadores abusamos de poner demasiadas normas, pero creo que si se encuentra el equilibrio entre las normas y la libertad de que los jugadores puedan tomar decisiones, el rendimiento de todo el equipo aumenta.

¿Qué dirías a un entrenador joven que está pasando por un mal momento?

Que todos los entrenadores pasamos por malos momentos y que nadie nace sabiendo. Que analice la situación con tranquilidad, evalúe con sinceridad si su actuación ha sido la adecuada y que no tenga miedo o vergüenza en consultar a otros entrenadores sobre la situación que está viviendo. Las experiencias de entrenadores más veteranos pueden ser enriquecedoras y pueden dar nuevos enfoques a la hora de afrontar los mismos problemas en el futuro.

Por otro lado le recordaría que es importante tratar de ser positivo y de recordar que además de errores también ha tenido aciertos y que los buenos momentos suelen ser más que los malos momentos. Trabajar con gente no siempre es fácil pero es gratificante a la larga.

¿Qué es talento en baloncesto?¿Cómo se puede detectar?

No sé muy bien cómo definir el talento, yo lo interpreto como la capacidad innata para jugar a baloncesto. No creo que esté solo relacionado con la calidad técnica, capacidad de trabajo, competitividad, inteligencia…

Es difícil de detectar, siempre se oyen historias de jugadores muy buenos que fueron rechazados en programas de detección de talento. Supongo que hay una parte objetiva como puede ser la altura o la estadística, y una parte subjetiva que depende de lo que el entrenador interprete o intuya, pero no me considero ninguna autoridad en esto.