Hablando con… Miren Noriega

Hoy hablamos con Miren Noriega, actual jugadora del senior femenino. Éste será su noveno curso con nosotros. Jugadora, entrenadora y eskola laguntzaile, sin duda un valor importante dentro del club.

 

¿A qué edad y por qué empezaste a jugar a baloncesto?

Empecé a los 5 años, cuando todavía vivía en Vitoria. Mi ama trabajaba por las tardes, así que mi aita nos apuntó  a baloncesto a mi hermana y a mí como actividad extraescolar.

 

Si no hubieras jugado a baloncesto, ¿a qué otro deporte o afición le hubieras dedicado el tiempo? 

La verdad es que no me he caracterizado por ser buena en los deportes, así que imagino que con el tiempo me hubiera acabado apuntando al baloncesto por la familia.

 

Tu primer recuerdo como jugador

Cuando empecé a jugar a baloncesto, solo entrenaba, pero a final de año hicimos una especie de partido entre nosotras. Al ser el “primer partido” más o menos decente, yo diría que es el primer recuerdo que tengo.

 

Tu jugador o jugadora favorita.

Mi jugador favorito es LeBron James, me gusta mucho como juega. Y si tuviera que elegir a una chica, Laura Nicholls.

 

Tu equipo favorito.

Mi equipo es el Bilbao Basket, para algo soy de aquí jajajaja. Pero fuera de la ACB el equipo que más sigo es Perfumerias Avenida.

 

¿Cuándo y por qué empezaste a entrenar?

Pues empecé hace 7-8 años. Mi tío me propuso ser segunda entrenadora en el equipo mini femenino que él iba a entrenar, así que empecé con él. Supongo que tarde o temprano me hubiera metido en este mundillo.

 

Has tenido un par de lesiones graves estos años.

En marzo del 2015 me rompí el ligamento cruzado de la pierna izquierda. Estaba entrenando y al salir de una puerta atrás noté un chasquido en la rodilla. Pensé que sería un esguince, pero no.  Casi tres meses más tarde me operaron. Después tuve que estar 3 meses de rehabilitación y al acabar trabajar el músculo por mi cuenta.

La segunda lesión ha sido en febrero de este año  jugando un partido contra Loiola. Estaba corriendo por la banda y al intentar robarle el balón a una jugadora contraria la pierna derecha me falló y noté un chasquido en la rodilla. En el momento  pensé que me había roto el ligamento cruzado, pero siempre quedan esperanzas de que no. Sin embargo, al mes me confirmaron que me había roto el ligamento cruzado, esta vez de la pierna derecha. El proceso fue el mismo, operar y luego rehabilitación.

En ambos casos, la rehabilitación se ha centrado en doblar y estirar la rodilla al completo y luego potenciar el cuádriceps.

 

¿Qué te ayudó en la primera lesión y en qué/quiénes te estás apoyando para superar ésta? 

Cuando se tienen lesiones de este tipo siempre te apoyas en tus personas más cercanas. En mi caso, ambas veces me he apoyado en mi familia, mi pareja y mis amigos.

Pero si tuviera que diferenciar alguna cosa entre la primera lesión y la segunda, diría que esta vez en rehabilitación he coincidido con más personas en la misma situación que yo, y al ser una rehabilitación tan larga, nos acabamos apoyando los unos en los otros.

 

¿Te veremos pronto en las canchas?

Uff… difícil pregunta.

Yo espero que sea lo antes posible.  Tengo muchas ganas de volver a jugar, pero tampoco me quiero precipitar, así que cuando vea que estoy preparada, volveré.

 

¿Qué objetivos te marcas para la próxima temporada?

El principal objetivo que tengo en mente es el de ayudar al equipo. El final de la temporada pasada no fue nada fácil, y tengo la espinita de no haber podido poner mi granito de arena para ayudarlas.

Pero a nivel personal, tengo dos, poder volver a disfrutar del baloncesto y no lesionarme.

 

Si tuvieras que darles un consejo a los jugadores que están padeciendo un calvario con las lesiones,  ¿qué les dirías?

Lo que les diría es que no se desanimasen. En casos así, la mentalidad es lo más importante. Hay que llevarlo lo mejor posible porque cuanto mejor sea tu actitud mejor va a ser la recuperación, y eso sí, a la hora de la rehabilitación hay que estar al 100%.

Toda lesión acaba siendo un aprendizaje, y si sales de una y entras en otra, te sirve para intentar mejorar en todos los aspectos, sobretodo físicamente para intentar que no vuelvan a ocurrir y  para volver con muchas más ganas a las canchas.

 

Muchísimas gracias por tu tiempo, desde el C.B. Santutxu te deseamos una pronta recuperación.